Dibujos animados pre-Walt Disney

Los dibujos animados constituyen una rama de las más antiguas de la animación. Antigua, trabajosa y enormemente talentosa: la animación 2D o animación clásica o tradicional. Al pensar en este tipo de animación, es difícil evitar que se nos dibuje en la mente el nombre del genio Walt Disney, pero hasta llegar a su hegemonía, otros muchos nombres fueron los responsables de ir construyendo el camino.

Siendo la técnica del stop-motion la pionera en esto de la animación, los dibujos no tardaron en colarse en su terreno, apareciendo así una segunda técnica de animación: la manipulación directa, mediante la que los dibujantes iban modificando los fotogramas (aunque sin llegar nunca a dibujo por fotograma).

Su paternidad, así como la del stop-motion, se le atribuye a James Stuart Blackton, inglés afincado en Nueva York que llegaría a ser considerado por los americanos como el padre de la animación. El sistema de manipulación directa se estrena formalmente con su película Humorous phases of funny faces (seis años antes, en The Enchanted Drawing, ya había mostrado un dibujo cambiando de expresión, pero aquí la técnica era mucho más modesta), realizada con dibujos a tiza en 1906.

Émile Cohl, dibujante francés, fue otro de los pioneros de los dibujos animados. Fantasmagorie, con un dibujo por fotograma (y los dibujos animados en doses), es considerada la primera película de dibujos animados, o lo que es lo mismo, la primera en emplear la técnica de “Traditional Animated Cartoons” (Dibujos Animados Tradicionales), suponiendo esta técnica la evolución de la manipulación directa, que, como hemos dicho antes, nunca llegaba a dibujo por fotograma. Probablemente Winsor McCay hizo Little Nemo (1911) en respuesta a Fantasmogorie (en ésta y en posteriores obras de McCay, como Gertie the Dinosaur, se pueden apreciar motivos de este corto). Unos años más tarde, en 1914, Cohl dio vida, en colaboración con McManus, al personaje Snookums, protagonista de la primera serie de dibujos animados de la historia (Baby Snookums).

Un año después, el norteamericano Earl Hurd perfeccionó la técnica de los dibujos animados al patentar el uso de hojas transparentes de celuloide para dibujar las imágenes. Estas hojas permitirían superponer a un fondo fijo las partes en movimiento. El método de trabajo, mejorado por Raoul Barré, un canadiense que emigró a Nueva York a principios del siglo XX, revolucionó la forma de hacer películas de dibujos animados. Fue él quien pensó por primera vez en perforar los márgenes de los dibujos, con el fin de asegurar la estabilidad de las imágenes durante las tomas de cámara.

En 1919, el gato Félix, del caricaturista y animador Otto Messmer, fue todo un exitazo de Paramount Pictures. Y por esa misma época, los hermanos Max y Dave Fleischer también ocupan un papel importante en esta historia. Max inventó el rotoscopio, que permitía dibujar siguiendo referencias filmadas en vivo para conseguir así animaciones más reales. Y poco después, junto a su hermano, fundaba Fleischer Studios, compañía a la que le deben la vida personajes tan populares como Koko el payaso (1920), la seductora Betty Boop (1926) y el mítico Popeye el Marino (1933), cuyo éxito compitió con el de Mickey Mouse de Walt Disney.


ENTRADAS RELACIONADAS:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s